¿Tu tienda online no está generando los resultados que esperabas? Entonces, puede que estés ejecutando algunas malas prácticas en tu ecommerce.

El ecommerce requiere de mejoras continuas y procesos de optimización permanentes. De otra forma, tus índices de conversión no serían fructíferos y toda tu inversión correría peligro. Por ello, nos hemos dedicado a señalar cuáles son los aspectos más perjudiciales, así como los consejos para evitarlos.

¿Continuamos?

Malas prácticas en tu Ecommerce dentro de la plataforma

Tu página de ecommerce requiere de una estructura óptima y eficiente a la hora de generar resultados. Sin embargo, existen algunos errores comunes que incluso los más grandes proveedores llegan a cometer, por ejemplo:

  • Una experiencia de usuario deficiente: puedes ofrecer toda clase de productos atractivos, económicos e irresistibles; sin embargo, tus posibles clientes abandonarán la página si esta demora en cargar o si no está bien dirigida al usuario. Optimiza al máximo la interfaz de tu plataforma y empezarás a elevar sus ingresos.
  • Pocos métodos de pago: toda tienda online debe contar con el mayor número de opciones de pago posibles. Además de las tarjetas de crédito y débito, incluye carteras en línea, tales como PayPal, Payoneer y Skrill, entre otras.
  • Falta de formato para móviles: la mayoría de los usuarios de hoy acceden a la web a través de sus dispositivos móviles. Por lo tanto, tu web debe ajustarse apropiadamente a los celulares si quieres incrementar tu número de ventas.
  • Poca disponibilidad de envío: nada más desalentador que encontrar el producto que tanto deseas para enterarte que no hay envíos disponibles para tu región, ¿verdad? No dejes que este sea tu caso. Mantente en contacto con los mejores servicios de mensajería para que tus envíos lleguen a todos los rincones.
malas prácticas en tu ecommerce

Acaba con las malas prácticas en tu ecommerce.

 

Errores de interacción que debes evitar

Si bien la optimización es imprescindible, construir una web sólida y atractiva que ofrezca los mejores productos no es suficiente: debes saber cómo interactuar con los visitantes de tu sitio web.

Para ello, evita los errores a continuación:

  • Ignorar comentarios y opiniones: Dejar comentarios sin responder te hará perder la confianza de tus visitantes. Para vender, no sólo basta con ofrecer calidad y variedad, también debes interactuar con tus clientes y posibles compradores.
  • Mala receptividad: lo único más perjudicial que no responder ante las dudas y críticas de tu audiencia es el conflicto. Puede parecer obvio, pero no olvides que las emociones pueden agitarse a la hora de manejar un ecommerce.
  • Formularios excesivos: solicitar demasiados datos a tus usuarios podría generar una sensación de desconfianza difícil de solventar. Por tanto, adhiérete sólo a los datos imprescindibles, tales como nombre del usuario, dirección de envío y cuenta bancaria.

Nunca está de más recalcar cuán importante es la buena atención, especialmente para evitar malas prácticas en tu ecommerce. Al fin y al cabo, no hay nada que venda mejor que un servicio cálido y eficiente.

Liderar una tienda online puede ser todo un desafío, especialmente  cuando buscas establecerte en el mercado. No obstante, y si recuerdas estás recomendaciones, podemos asegurarte que las ventas no dejarán de llegar.

Solicita una llamada estratégica gratis

Te ofrecemos soluciones tecnológicas.